9. compras por internet

¿Problemas con las compras en internet?

Comprar a través de internet se ha convertido en una práctica habitual en la actualidad, y más aún en época de rebajas; en el comercio electrónico los consumidores tendrán las mismas garantías que en las adquisiciones de productos llevadas a cabo de forma presencial en las tiendas físicas, tal y como se establece en el Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias, y ello del siguiente modo:

  • Las empresas “E-commerce”, que presten servicios en España, tendrán la obligación de identificarse al comprador, esto es, deberán publicar su denominación social, NIF, dirección postal, teléfono y correo electrónico; normalmente dicho datos se incluirán en el aviso legal y/o condiciones generales de compra de su página web.
  • El comprador tendrá derecho a elegir la forma de pago que más le convenga, siendo recomendable comprobar la existencia de un certificado de seguridad en el sitio web, y todo ello, sin tener que sufrir recargo alguno por tal circunstancia.
  • Salvo que en la página Web de la empresa “E-commerce” se estableciera un plazo máximo determinado para la entrega del producto adquirido por el consumidor, se entenderá que éste es de un mes; en caso de que existiera un retraso injustificado, el usuario podría reclamar al vendedor una indemnización.
  • El consumidor podrá ejercer, sin justificación alguna, su derecho de desistimiento de la compra en un plazo de 14 días naturales desde que se hubiera producido la entrega del producto, idéntico plazo que tendrá la empresa “E-commerce” para reintegrarle el importe pagado por el bien o servicio.
  • La garantía del producto adquirido a través de internet será, al igual que en una tienda física, de dos años computados desde la fecha de entrega del producto, tendente dicho derecho a subsanar la falta de conformidad con el producto recibido y, en su caso, repararlo o reemplazarlo.

Sin embargo, existen determinadas peculiaridades en lo concerniente a reclamaciones por problemas surgidos durante la transacción on-line, que todo consumidor del comercio electrónico debería tener en cuenta.

Así pues, las compras en internet se entenderán realizadas en el lugar del domicilio del comprador, a excepción de las empresas extranjeras que no dispongan de sede en España, dotándose en dicho caso de cierta complejidad a la reclamación según su situación exacta.

Si no se llegara a ningún acuerdo con la empresa “E-commerce”, es recomendable dejar constancia escrita de la reclamación dirigiendo la misma al contacto que conteste en la página web del vendedor. Si de esta manera no se obtuviera la respuesta deseada, la mejor opción sería contactar con la Oficina Municipal de Información al Consumidor correspondiente en cada supuesto.

En el caso de que la empresa vendedora fuese extranjera, pero perteneciese a la Unión Europea, la reclamación podría realizarse a través del Centro Europeo de Información al Consumidor.

Sin embargo, si la empresa extranjera no perteneciera a la Unión Europea la reclamación se volvería prácticamente infructuosa, debido a la imposibilidad de dirigirse a organismos administrativos del país pertinente.

¿Eres cliente habitual del comercio electrónico? ¿Tienes dudas con respecto a los derechos que te asisten como consumidor?

Ponte en contacto con ABOGADIUS, te daremos el asesoramiento legal que necesitas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD

ACEPTAR
Aviso de cookies

Nuestra puntuación en eValor sello de confianza es 10.0/10 basado en 4 opiniones.