El seguro del coche y los menores de 25 años

#

Conviene recordar la imposición unilateral que ciertas compañías aseguradoras hacen con respecto a las cláusulas incluidas en las pólizas de seguros obligatorio de circulación que, siendo aceptadas por el tomador de las mismas, en ocasiones conlleva una importante e indudable limitación en los derechos de los asegurados.

En concreto, es una práctica común que las compañías aseguradoras requieran que se deje constancia en el momento de la formalización de los contratos de seguro de aquellas personas menores de 25 años o con una experiencia inferior a los dos años de conducción que puedan llegar a utilizar el vehículo asegurado, lo que conlleva que se dispare el precio de la prima que ha de abonarse al considerar dichas entidades la existencia de un mayor riesgo de producción de un accidente.

Así las cosas, y para el supuesto de que el contratante de la póliza no sea menor de 25 años ni tenga una experiencia inferior a los dos años de conducción, las compañías aseguradoras suelen incluir en las pólizas suscritas una estipulación en la que se excluye de la cobertura a estos conductores considerados de mayor riesgo, de tal forma que si por ejemplo un padre le deja su coche a su hijo menor de 25 y éste sufre un accidente con un tercero, la forma de proceder de las entidades aseguradoras es indemnizar al perjudicado, sin embargo, con posterioridad reclaman el importe satisfecho al tomador de la póliza.

Al hilo de lo anterior, el Tribunal Supremo en una Sentencia de 20 de Noviembre de 2014 ha limitado el ejercicio del derecho de repetición de las compañías aseguradoras a los supuestos legalmente previstos en el artículo 10 del Real Decreto Legislativo 8/2004, de 29 de Octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor, de conformidad con dicho precepto sólo se recoge la posibilidad de pacto sobre repetición en el supuesto de que el vehículo sea conducido por una persona que carezca de permiso de conducir, no siendo así admisible la inclusión de estipulación alguna que excluya de la cobertura a los menores de 25 años o a los conductores con menor experiencia de circulación, lo que se traduce en la imposibilidad de repetir frente al tomador de la cuantía indemnizada al tercero perjudicado y ello a pesar de que dicha circunstancia estuviera expresamente recogida en las condiciones particulares de la póliza y hubiera sido expresamente aceptada por el mismo.

No obstante lo anterior, dicho pacto de exclusión si podría desplegar sus efectos fuera del ámbito del seguro obligatorio, permitiéndose en ese caso la repetición al tomador de la indemnización abonada por los daños causados al propio vehículo asegurado.

Comparte esta noticia

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD

ACEPTAR
Aviso de cookies

Nuestra puntuación en eValor sello de confianza es 10.0/10 basado en 4 opiniones.